martes, 1 de abril de 2008

La Ceguera del dolor

 image

Mucha agua ya ha corrido bajo el mismo puente, el puente del dolor y el sufrimiento, el puente del secuestro en nuestro país, lo imperdonable e indeseable para todos.

Todos en nuestro país, y seguramente en el mundo queremos la libertad de todos los secuestrados, específicamente hablando de Colombia, todos la queremos; no podemos decir que así como se clasifican en la ciudad los barrios, a los cautivos los clasificamos por estrato, eso es aún mas doloroso.

Hoy yo escuché a Juan Carlos Lecompte, esposo de la maltrecha, sufrida y Corona de las Far, Ingrid Betancourth, decir que existen en Colombia muchas personas, muchos sectores que no quieren la libertad de ella.

Lo dudo, creo que todos queremos la libertad sin condiciones de TODOS los secuestrados, pero una gran mayoría no compartimos el hecho de regalar medio país o soltar a 500 cuatreros de sangre fría por tan solo un puñado de secuestrados.

Es bueno que el mundo despierte del letargo que lleva ya rato de de ser aprovechado por las Far, pero es triste saber que tan solo es por una mujer, que no la demérito en lo absoluto, pero hay que reconocer que su soberbia la tiene donde esta, de otro lado -¿cuantos policías que apenas estaban cumpliendo su servicio militar ya completan mas de 10 años en cautiverio?-¿cuantos ganaderos llevan años de secuestro?-, y -¿cuantas personas del común jamás oyen su nombre, ni que algún presidente luche por ellos?-. Ese dolor ha de ser el peor, y ese dolor va por dentro.

La realidad y espero estar totalmente equivocado, es que las Far no soltarán a Ingrid, es su última carta internacional, su posibilidad de mantener la atención mediática que necesitan, la única forma de tener los ojos del mundo sobre nuestro País y la única forma de desprestigiar a Nuestro Presidente Uribe, esa es la verdad.

Ahora con todo lo que ha pasado cualquier motivo que desvíe la atención es bueno, del computador de Reyes, de las pataletas de Chávez, del intento de provocación de Rafael Correa con su helicóptero en cielo colombiano, de todo eso; lastimosamente la muerte del angelito de Raúl Reyes será la punta de lanza en la maraña de excusas que ya están empezando a dar las Far para no iniciar la liberación de los secuestrados, porque la verdad, ellos no quieren Acuerdo Humanitario, quieren un Descaro Humanitario.

Espero que el generoso Gobierno de Francia, una vez conseguido su objetivo, lograr la liberación de Ingrid, porque no nos digamos mentiras, ella es la que importa porque es importante, no olvide a los demás, porque a todos ellos se los está comiendo vivos la selva, el encierro y la locura bolivariana.

Sí, debe haber vida después de Ingrid, debe haber vida para todos los plagiados, pero Señor Lecompte, yo, ciudadano del común le diría, piense antes de hablar y no se ponga a competir con el Señor Deloy, porque el tiene a Sarkozy y usted no tiene ni a Uribe; entre más revuelo internacional le dan al evento, más importancia y fortaleza adquieren las Far.

No olvidemos la esencia de todo esto:

¡¡Queremos devuelta a todos, sin condiciones y ya!!

Reacciones:

0 comentarios: