viernes, 29 de febrero de 2008

¿Ingenio o Insubordinación?

image

Es común ver hoy en día en las organizaciones y empresas estrictas normas de comportamiento y medidores de rendimiento para calificar a los empleados, lo que "garantiza" en teoría la eficacia y eficiencia de la organización, -¿es bueno controlar tanto a los empleados?- -¿puede ser contraproducente coartar la imaginación del personal?-.

Sinceramente nunca he sido jefe, aún, pero sí he sido empleado y he vivido bajo estrictas reglas, muchas funciones y demasiadas obligaciones que incluso llegan a superar el horario de trabajo pre-establecido.

En organizaciones exitosas y de alto involucramiento de sus clientes internos (sus empleados), desde sus inicios tuvieron en cuenta el hecho de que las personas son eso, exactamente personas, que por mas que se quiera no dejarán de pensar, de imaginar y de opinar; así que implantaron un sistema 80/20, es decir, que del 100% de tiempo que pasan en la empresa, el 80% es para sus obligaciones y el 20% puede ser usado en proyectos personales.

Dentro de estas empresas tenemos a Google y a HP, (¿verdad que son importantes?), estas empresas comprobaron que cuando se les da cierta libertad a sus empleados para el desarrollo de proyectos personales se obtienen 3 resultados. (pueden ser muchos mas)

Resultados:

1. Aprovechamiento máximo del tiempo, lo que se traduce en mayores labores cumplidas, ya que el interés de las personas y las ganas de que se les remunere en parte por desarrollar cosas de interés personal es muy atractivo.

2. Aumento en la calidad de procesos, aunque para obtener este es bueno implantar la "calificación entre pares" (próximamente en otro post), los empleados no quieren tener que usar su 20% de tiempo en repasar sus labores realizadas en el 80%, así que se esfuerzan para que todo quede bien hecho y no existan reproches.

3. Desarrollo de ideas conjuntas, Estas empresas comprobaron que casi el 90% de los proyectos personales desarrollados por sus empleados en sus tiempos libres estaba directamente relacionados con las organizaciones para las que trabajan, propuestas para mejorar procesos, opiniones e ingerencias sobre la forma actual de realizarlos, críticas sobre productos ya en el mercado y ante todo ideas, sí, ideas, ingenio, ideas que en su mayoría no se les hubiesen ocurrido a los encargados de realizar ese proceso específico.

Uniendo esfuerzos:

Todo esto incrementa dramáticamente el beneficio para las organizaciones, ya que hay un constante flujo de pensamientos y de nuevas ideas, y la empresa puede decidir en cual invertir y desarrollarla, porque no todas las ideas son buenas ni viables.

Además suele pasar que más de una persona trabaja en el mismo proyecto y este cobra fuerza y viabilidad, porque se pueden mezclar profesionales de diferentes campos y con distintos puntos de vista. (entra la calificación entre pares)

Muchos de los actuales productos que tienen estas empresas salieron de ese "tiempo libre" que se les otorgo a sus empleados, productos como -La Impresora Láser de HP-,-Gtalk de Google-,-Google Maps- y muchos más.

La Realidad:

No es extraño pensar que este es un lujo que solo se lo dan esas empresas que valen miles de millones de dólares, pero no podemos pasar por alto que estas empresas o empezaron en un garaje como HP, o en una habitación de una universidad como Google.

La aplicabilidad de esto claramente esta limitada al tipo de cargos y no puede ser general para todos los niveles, sin embargo sí se debe dejar un espacio así sea mínimo para la expresión de los empleados.

Solo la persona que ejecuta un proceso tiene pleno conocimiento de sus beneficios, carencias y falencias, mucho más que el jefe que tan solo lo diseño pero nunca lo ejecuto; la libertad en una organización es primordial, pero con ciertas condiciones e independencia.

Por estas razones es bueno crear espacios y permitir esas expresiones, fomentar la culturización de los niveles jerárquicos, fomentar la lectura en lo posible, la adquisición de conocimientos y la capacitación; y ante todo diferenciar entre "Ingenio y Subordinación", porque al final todo eso beneficia a la organización en su conjunto.

Personalmente tuvo conflictos en una empresa en la que laboré por aparente insubordinación, ya que creé un formato que nos ahorraba casi 45 minutos de tiempo en la ejecución de las labores, y como eso no lo había "creado"  mi jefe inmediato tuve problemas que terminaron en mi salida de allí, pero luego me enteré que el formato se implanto y se siguió usando.

"Una organización nunca debe olvidar que existe gracias a sus clientes internos".

Nota: Si se desarrolla un proceso nuevo que ahorra tiempo, debe verse que otros procesos se pueden perfeccionar, no es recomendable equilibrar esto con aumento en la carga laboral, porque eso puede repercutir en una entropía, que es lo que se ve en las empresas colombianas.

Reacciones:

0 comentarios: