jueves, 12 de febrero de 2009

Al que buen árbol se arrima…

image 

Estos días he aprovechado para enterarme del ambiente político del que andaba algo alejado porque a veces cansa, sin embargo me interesa de nuevo un tema que esta caliente, y no sean mal pensados.

Las Candidaturas Presidenciales –sí-, como suele suceder en nuestro país, lo que es sencillo lo complicamos, y lo complicado lo hacemos imposible, pero -¿a donde quiero llegar?- A las mal llamadas Pre Candidaturas Presidenciales.

-Pre-candidatos-, no entiendo como alguien puede autoproclamarse precandidato, es una total falta de decisión, yo me pregunto –si no se definen si quieren o no ser candidatos ¿cómo nos garantizan que serán buenos presidentes?-, sí no pueden con algo tan sencillo, Ser o No ser…

Yo se que más de uno leerá este post y dirá –¿eso no es para nada sencillo?-, yo disiento, aunque entiendo todas las mañas y malas jugadas que hay dentro, que sí fulanito se lanza, que sí usted se lanza, que si, que no; pero por el bien del país y de la misma imagen de ellos deberían declararse o no aspirantes a la presidencia, ya que es peor esa incertidumbre de todos y cada uno de sus incautos seguidores, y el bien del país, que está en juego, nosotros estamos en juego.

El Partido Liberal y el Polo están con conflictos internos porque algunos de los mal llamados precandidatos quieren continuar con una que otra política del actual Gobierno, pero en cada uno de los partidos políticos hay personajes acérrimos a aceptar que algo del otro lado funcionó o está funcionando y que se debe darle continuidad, eso es algo que les carcome sus entrañas.

De ahí viene el término pre-candidato, sí, pero no, es decir, no pueden declararse abiertamente candidatos y decir que políticas van a continuar y cuales van a mejorar porque se ganarían enemigos antes de tiempo; excepto Sergio Fajardo (personalmente no me agradaría como Presidente) que ha sido claro en sus objetivos y siempre ha dicho que va por la Presidencia.

Tanto en el Uribismo como en la opocisión no dan pie con Bola y queda un año largo para determinar todo esto y el embrollo que se nos viene encima como electorado es muchísimo.

Prebendas, promesas, rifas, juegos espectáculos, de todo un poco veremos, los que se lanzan, los que lanzan a otros, los que no dejan lanzar, los que no quieren que nadie se lance, el clima político como siempre está caótico y ad portas del averno.

No quiero decir que ninguno sirve, cada uno tendrá sus cosas buenas y sus cosas malas, ya se deberían destapar las cartas y NO debería ser considerado como traición el querer continuar políticas de gobiernos anteriores solo porque son resultado de otros partidos.

Pero algo que ya se está evidenciando es la culpa, todo es culpa del actual o del anterior Gobierno, en vez de hablar de como mejorar, de la planeación que tienen, de la proyección que tienen, cosas que de verdad interesan, por favor, no al estilo Samueito que según él, su mala gestión es porque estaba en año de empalme…. y creo que sigue.

Finalmente que se lance el que se quiera lanzar, pero que tenga tres neuronas al menos, una para las conveniencias, otra para las malas jugadas, y la más importante, la de nosotros, donde lo social juegue un papel importante, ojo dije lo social, no el socialismo, “no me mal interprete chico…”.

Reacciones:

0 comentarios: