jueves, 6 de agosto de 2009

Mención de Mitú Vaupés

La verdad, preferiría que a Mitú lo nombraran por otro tipo de noticias, y no quiero entrar a discutir culpas o responsabilidades (ya lo hice en los comentarios de la noticia), aunque sí quiero compartir la noticia que sale hoy publicada en el diario El Tiempo.

Suicidios indígenas espantan a Vaupés; en cuatro años, 24 jóvenes se han ahorcado

Foto: Hernando Herrera Estrada

Los ahorcamientos han puesto a Mitú como una de las ciudades con los más altos índices de suicidios en el país.

La seguidilla de suicidios no es nueva en este departamento, que desde el 2005 ha sufrido una escalada, que aún no cesa. En junio pasado cada semana un indígena del Vaupés se quitó la vida.

Hasta el momento van 24 ahorcamientos de hombres y mujeres, entre los 14 y 34 años.
La creencia popular le atribuye la ola suicida a la maldición de un payé, líder espiritual de los indígenas, que adolorido por la salvaje violación y asesinato de una de sus hijas dijo que en Mitú habría 25 ahorcados; sin embargo, psicólogos, trabajadores sociales, la curia, la Alcaldía y demás autoridades, señalan de la situación al proceso de aculturación y que la sociedad 'blanca' se está llevando por delante a indígenas de 23 etnias en las que se destacan los tucanos, desanos, cubeos y curripacos, entre otros.
Frente a los suicidios, la población, que no supera más de 12 mil habitantes en el casco urbano, se encuentra dividida entre aquellos que creen en la maldición y quienes piensan que es absurdo darle crédito a una historia sobrenatural.
Monseñor Gustavo Ángel, vicario de Mitú, dice que a los jóvenes 'se les metió el diablo' y que la drogadicción, la farra, la música metálica, el trago, la chicha y la descomposición familiar son los principales detonantes.
Para Rocío Goméz, psicóloga de la secretaría de Salud del Vaupés, el hecho de no poder vestir con todos los elementos que utiliza el hombre blanco como la gomina, los peinados a la moda, las zapatillas, los yines, las correas y las camisas de marca, está causando cierto grado de frustración en los jóvenes indígenas que abandonan su maloca para ir a Mitú en busca de un nuevo horizonte.
Otra causa, según la profesional, tiene que ver con los procesos de aculturación que sufren los muchachos indígenas cuando llegan a una capital como Mitú.
"Los occidentalizados les hemos metido en la cabeza que estudiar es la mejor manera de superarse como persona y muchos se han desplazado a Mitú dejando sus costumbres, sus ancestros y su entorno", explicó Gómez.
Reiteró que el perfil de esas familias indígenas se refleja en que son personas que dependen de lo que el medio ambiente les da, apoyados en la pesca, la cacería y los cultivos en sus chagras y que cuando llegan a pueblos, en donde todo se maneja con dinero, se generan problemas y pobreza porque tienen que aguantar hambre.
Robert Castillo, director científico del Hospital San Antonio de Mitú, explicó que todos los ahorcados se suicidaron estando borrachos con chicha.
Edna Liliana Hernández, personera de Mitú, dijo que el futuro para los jóvenes del Vaupés es incierto porque están en malas condiciones sanitarias y de alimentación.
Agregó que ya hay algunos jóvenes indígenas que consumen marihuana e inhalan pegante Bóxer.
Algunos expertos consultados por EL TIEMPO sobre las razones de los homicidios, dan cuenta de que es tan fuerte el choque cultural, que ellos tratan de darle una explicación extranatural a ese fenómeno e invocan la maldición del payé.
Por ahora la Alcaldía, el ICBF y las Secretarías de Salud municipal y del Vaupés, están adelantando con psicólogos y trabajadores sociales una campaña para inculcarles a los jóvenes el respeto y el amor por la vida.
Y aunque autoridades e instituciones se resisten a creer que los suicidios sean producto de la maldición de un payé, tuvieron que acudir a tres de ellos para que convenzan a los jóvenes que no se sigan ahorcando.
El plan de contingencia contempló la necesidad de convocarlos durante cinco días para que hicieran un ritual en contra de ese problema.
"El consejo regional indígena nos apoyó en eso y nos colaboró para decidir que los payés de esta zona hicieran sus rituales, porque de alguna manera estos varían entre cada etnia", explicó Rocío Gómez, psicóloga del municipio de Mitú.
La profesional dijo que los jóvenes indígenas todavía tienen muy arraigado el respeto por los payé y creen mucho en las maldiciones y maleficios que estos personajes pueden impartir.

Ahorcados 'disparan' tasa de suicidios

Los 22 ahorcamientos que se han presentado en el Vaupés desde el año 2006 pusieron a Mitú dentro de las ciudades con los más altos índices de suicidios si se tiene en cuenta el número de habitantes en el departamento que equivale a 40.290.
Según datos entregados por la Secretaría de Salud del Vaupés, desde el año 2005 se han venido incrementando notablemente.
En el 2005 hubo dos casos, en el 2006 tres, en el 2007 cinco, en el 2008 cinco y en lo que va del presente año se han registrado nueve, de los cuales, cuatro ocurrieron en junio.

RUBÉN DARÍO ROMERO CASTRO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
VILLAVICENCIO

Aquí pueden ver algunas fotos que coloque en un post anterior, y si alguien de "mi tierrita" lee esto, un saludo muy grato.

Reacciones:

0 comentarios: