lunes, 19 de enero de 2009

Whopper 1 – Facebook 0

image

En días pasados salió en The New York Times un artículo que de inmediato fue replicado por blogs y otros medios de comunicación, respecto a la campaña de marketing que estaba llevando a cabo Whoppet King, desde luego válida solo para E.U.

 

El llamado ‘Whopper Sacrifice’ consistía en borrar 10 amigos de nuestra red de Facebook para obtener un descuento en una Whooper (sí, una hamburguesa), esto aunque no deja de ser curioso no es novedoso, al menos en el mercado norteamericano y europeo (sin duda por acá es toda una peculiaridad).

 

Pues Facebook ha solicitado a Whopper King el retirar dicha aplicación porque violaba de cierto modo la privacidad de los usuarios, ya que como todos sabemos Facebook notifica a la persona cuando otra la ha eliminado de su red de amigos, y es que está pequeña aplicación logro que 80 mil  usuarios llegarán a desvincular a cerca de 234 mil personas, cifra nada particular y que desde mi punto de vista abre las puertas de las dudas de la importancia de los contactos de las redes sociales-

 

Por cierto, la aplicación finalmente fue retirada por Whopper, sin embargo lo irónico del asunto es que el equipo de Facebook alegó que la aplicación violaba la privacidad, cuando cualquier modificación en nuestro perfil alerta de inmediato a las personas vinculadas, como es el caso de cambiar nuestro estado en cuanto a relación, donde por ejemplo si se coloca soltero y previamente se tenía como “en relación” se le informa de inmediato a la otra persona.

 

Así que lo de la privacidad es mentira.

 

Ahora, otra cosa que me llama la atención de esto es es el hecho de que 82 mil terminen con 234 mil personas, ahora se habla por todo lado de la Web 2.0 y la fuerza que manejan las redes sociales, sin embargo de cierto modo queda demostrado que por más que la gente tenga su red “virtual” dista mucho de ser su red “real”, ya que dudo que uno llegué a borrar a familiares cercanos o amigos con los que mantiene un contacto frecuente, sin mencionar el hecho de que, y lo digo por experiencia propia cuando tuve perfil en Facebook, el 90% de los “amigos” de dichos perfiles son viejos conocidos con los que rara vez se entabla conversación o el contacto no es permanente.

 

Podría ser que tanta información sobre una persona al fin de cuentas no represente mayor cosa para la dueña del perfil, es decir, que un marketing directo difícilmente fuera efectivo.

 

Sin duda esto es un precedente para ver mas detalladamente el manejo de la información y la creación de los perfiles.

 

Otro aspecto de importancia, mucho más sin duda que la privacidad es el peso económico que esto representa, ya que los que pautan en dicha red sin duda vieron esto con precaución porque repercute directamente con una reducción en su mercado objetivo para el que pautan en dicha red social.

Reacciones:

1 comentarios: