martes, 4 de octubre de 2016

Los que más ganaron con el NO fueron las Far

Tomada de: http://www.kienyke.com/politica/asi-avanza-el-conteo-de-votos-del-plebiscito/
Dos aclaraciones antes de continuar mi estimado lector. Primero, efectivamente le falta la C al nombre de ese grupo armado ilegal y es de forma intencional, pues no considero que representen a Colombia de alguna forma y segundo, el titular puede ser un poco sensacionalista, pero tengo derecho a atraer visitantes a mi blog.

El domingo pasado por un estrecho margen en nuestro país ganó el NO a la refrendación y aprobación de los acuerdos entre el gobierno y las Far, que buscaban supuestamente una paz duradera; sin entrar en refritos solo diré que con ese nivel de abstención ese resultado hubiese sido fácilmente alterado.

Mi opinión

En primera persona lo digo, voté por el NO, y no porque esté en contra de la paz, sería insensato que luego de tanto sufrimiento perdiéramos la oportunidad la oportunidad de lograr la paz con uno de los grupos armados ilegales que tanto dolor han causado; sin embargo, esos acuerdos no eran de mi agrado, porque no considero que una paz duradera se deba supeditar al sometimiento de la sociedad a sus verdugos, premiándolos luego de tantas atrocidades con curules en el congreso, poder inimaginable y sobre todo impunidad por montones, todo lo anterior en mi opinión, que puede ser diferente a la suya apreciado lector y de muchos otros.

Los Sapos
Tomada de: http://i2.esmas.com/2015/09/03/798584/la-rana-rene-624x351.jpg

Las Far no se van a "rendir" jamás ni tirar por la borda lo que han conseguido hasta ahora, que la comunidad internacional los tome como voceros reales de la sociedad colombiana (cierto o no, así es), ni el poder político alcanzado así existan sapos que nos tendremos que tragar literalmente, lo cual aunque no sea de nuestro agrado es algo que debemos hacer por el bien común. Anmistia para unos, elegibilidad política para otros, lo cual no es malo, en tanto no sea impuesto y podamos decidir, también está la declaración de bienes y dineros fruto del narcotráfico, los cuales dudo que entreguen en su totalidad, y más cuando públicamente dicen que no hacen parte de tan macabro negocio.

Esos son solo algunos de los sapos que están servidos, y que todos los colombianos, tanto los que votaron por el sí, por el no y los abstemios tenemos en el menú.

Los que votaron por el SI

Querer la paz y buscarla es obligación del Estado y es un goce que debe garantizarnos a todos y cada uno de los colombianos; así que debo decirles a todos que se equivocaron con la campaña que hicieron, pues vendieron la gran mentira que si el NO ganaba, al día siguiente todos debíamos enlistarnos para la guerra, planteando una amenaza para influir en la decisión de las personas.

En redes sociales, en radio y prensa luego de presentados los resultados, el odio y rencor que empezaron a expresar algunas de las personas que votaron por esta opción sin duda plantea que el perdón y olvido que buscaban para las Far no era aplicable a sus propios compatriotas que simplemente tenían una opinión diferente.

Los que votaron por el NO

Puedo decirlo con total seguridad, no todos los que votaron por el NO son uribistas, de hecho, conozco a varias personas en mi círculo social  a quienes Uribe les produce urticaria y votaron por el NO, así que generalizar que los todos los del NO son uribistas es tan irreal como afirmar que los del SI son guerrilleros.

Las responsabilidad de aquellos que votamos por el NO es enorme, porque ahora es deber de todos bajar la guardia y aportar para unos acuerdos que por mas sapos que tenga aporte verdad, justicia y reparación, donde ambas partes, Far y Sociedad (sí, sociedad, no Gobierno) obtengan lo mejor posible.

La comunidad internacional
¡Y qué me importa la comunidad internacional!
La comunidad internacional sin duda es un actor importante, pues han manifestado su interés de apoyar financieramente el pos conflicto  pero no viven aquí, un SI o un NO no les afecta, ellos tienen sus propios problemas y leen los nuestros a la distancia. La búsqueda de la paz y la aprobación o no de unos acuerdos es enteramente decisión de los colombianos. 

Ayer salían titulares en algunos países que decían "Colombia pierde oportunidad de conseguir la paz" o "Colombia elige la guerra en vez de la paz", cosas más absurdas y alejadas no pudieron decir, pero que podemos esperar de países que no han vivido lo nuestro y a quienes Far y Gobierno les vendieron el acuerdo como un acuerdo de paz y ya.

Los ganadores
Los que más ganaron con el NO fueron las Far
Los colombianos fuimos unos de los ganadores, porque nos expresamos de una manera civilizada exigiendo unos acuerdos que si bien buscan la paz, no sean un cheque en blanco que se lleve la cobija solo para un lado de la cama. Nos expresamos en contra de unos acuerdos que fueron negociados en el mas oscuro secretismo, algo que le costó el acuerdo y muchos millones de pesos de campaña al gobierno.

Las Far ganaron. y quizá usted apreciado lector no lo entienda así que a continuación me explico y de antemano le pido su comprensión y tolerancia si mi apreciación discierne de la suya.

A las Far les llegó el mensaje de que el camino que estaban tomado era el errado, que podríamos llegar a perdonar, pero no olvidamos y que premiarlos así sin mas no los llevaría más allá de ser una corriente política odiada y foco de discordias. Se les ha dado la oportunidad de reformular su política, su lenguaje y sus pretensiones, que si son razonables estamos dispuestos a incluirlos en la sociedad. Tienen borrón y cuenta nueva para quedar "bien" con todos nosotros, demostrando una verdadera voluntad de paz y poniendo de su parte sacrificios que reconozcan todos sus pecados, pues con el actual acuerdo los únicos sacrificios los colocábamos los de a pie.
Tienen la oportunidad de representar realmente a la sociedad, incluyendo en un acuerdo temas puntuales que nos benefician a todos, no solo a ellos, temas como la salud, la educación, los impuestos y la oferta sigue, que supuestamente fueron foco de desigualdad que aportaron a su formación hace mas de 50 años.
Ellos fueron ganadores, y deben darle la razón a los millones de colombianos que votaron sí demostrando su real voluntad de paz y no solo un show mediático cual político en campaña, al más puro estilo de Roy Barreras.

Los perdedores

Tomada de: https://houseofgeekery.files.wordpress.com/2012/08/jackie-chan-whut.jpg

Fácil, el gobierno fue el perdedor, perdió tiempo, dinero y mucho, ministros, poder político y credibilidad, todo por no incluir a la oposición y a la sociedad en la totalidad del proceso y a lo largo de estos años en la Habana. 
Manejar a ciegas tarde o temprano hace que te estrelles.
Ya lo dijo Martha Lucia Ramírez ayer en una entrevista en La FM, (parafraseo lo que dijo porque no lo recuerdo literalmente) "A Andrés Pastrana y a mi nos llamaron para la Foto pero cuando solicitamos conocer los acuerdos nos dijeron que era confidencial así que renunciamos a la mesa de negociación". 

Perdió el gobierno porque vendió el SÍ como la única forma de evitar el cataclismo, el fin del mundo, el Doomsday, cosa que no ayudó, pues se sumó a la baja favorabilidad que ha mostrado el Presidente Santos en las recientes encuestas.  

Una pregunta que muchos nos hacemos es ¿cuanto nos ha costado este proceso de paz? y súmenle el ¿porqué si estamos en un proceso de paz, en el gobierno de Santos el gasto militar se ha incrementado comparado con anteriores gobiernos?. 

Las embarradas

Ya las Far han dicho públicamente que debe cumplirse lo que se firmó, porque firmado está, pero ¿acaso no acordaron que se pondría a consideración de los colombianos la refrendación o no de los acuerdos? y ellos aceptaron eso. ¿Será que continuarán con su terquedad dando la razón a los que votamos por el NO ?. Y más importante aún ¿escucharán ahora sí a los colombianos que dicen representar?.

El uribismo ha sido el abanderado del NO, gústenos o no, así que tienen ahora el poder para presionar unos acuerdos viables y que sea un verdadero gana-gana, de modo que tienen la oportunidad o de quedar muy bien y colocar su primer clavo en su ataúd político.

Nosotros

Finalmente estamos nosotros, usted y yo, personas del común, de a pie, que a pesar de tener opiniones diferentes somos de un mismo país, de manera que debemos encontrar un punto medio y evitar que la política sea un punto de discordia en búsqueda de la paz.

Hilando delgado

Un acápite final: En todas partes se dice que las zonas más afectadas fueron las que votaron por el SÍ, y es cierto, sin embargo si queremos hilar delgado sería bueno revisar el nivel de escolaridad de esas zonas, cuantas personas leyeron los acuerdos y sobre todo, cual de las dos opciones tuvo mayor oportunidad de hacer campaña. 

A son de paz vendieron un mensaje completamente diferente al que decían los acuerdos línea tras línea, y una persona que no leyó los acuerdos y solo vio a Timochenko pidiendo perdón y a Santos amenazando con la guerra no tenía una opción más razonable que decir SI buscando la "paz".

Cierre

Mis respetos señor lector si aún continúa conmigo y pudo leer este post en su totalidad. No es perfecto y es una opinión personal que tienen todo el potencial de ser debatible y refutado, así que lo invito a realizar una introspección y que usted mismo saque su conclusión de lo ocurrido estos últimos días.
Reacciones:

0 comentarios: